CLASSES DE CACHORROS
En Centro Canino Buscans sabemos que el cachorro es un recién llegado que debe adaptarse, no sólo a su nueva casa, sino al mundo de las personas, tan diferente del suyo. También necesita desarrollar sus capacidades sociales para jugar y relacionarse de forma divertida y segura con otros perros. Para conseguir estas metas adiestramiento y educación han de ir de la mano. Por ello os presentamos los nuevos cursos BUSCANS para cachorros, ¡ideales para aprender y socializar al cachorro al mismo tiempo!

¿En qué consisten los cursos para cachorros?
Estos cursos tienen los siguientes objetivos:
1. Adiestramiento: Para conseguir un mejor manejo de nuestros perros cuando sean adultos necesitaremos solicitarles acciones (venir a la llamada, permanecer sentado o tumbado…) que los hagan manejables, facilitando sus salidas con nosotros ya sea por la ciudad o el campo. Si enseñamos estas acciones desde cachorros serán mejor aprendidas y más eficaces. En nuestro curso se les enseñará de manera divertida y eficaz, con una atención especial en acudir con el dueño cuando se le llama.
2. Educación: Controlar la fuerza de la mordida, qué formas de jugar son aceptables y cuáles no, cómo enseñar unos hábitos higiénicos correctos… Cachorro y propietario sabrán qué hacer para conseguir que, también en casa, la convivencia sea divertida y educada.
3. Socialización: Los perros disfrutan jugando y relacionándose con otros perros si desde pequeños se les enseña la forma correcta de hacerlo. Pondremos los cimientos de un adulto sociable y juguetón que pueda tener un montón de amigos caninos y humanos.
4. Equilibrio: Potenciaremos sus capacidades físicas y mentales para evitar que pueda volverse un adulto agresivo o inseguro. Un perro equilibrado es más feliz y hace más felices a quienes conviven con él.
5. Desarrollo de las capacidades motoras: Se ha comprobado que los cachorros que realizaban ejercicios de coordinación, movilidad y propiocepción tienen de adultos mejores capacidades físicas que los que no lo hacían, por ello estos ejercicios son parte fundamental de nuestro programa de trabajo con cachorros. Además de ser muy divertido.

¿Cómo se desarrollan?
Los cursos siguen la siguiente línea de trabajo:
1. Formación de los propietarios: Hacer algo sin saber porqué no es formativo, daremos unas cortas clases teóricas con todo lo que se debe y no se debe hacer para la educación correcta del cachorro. Así se puede seguir educando al cachorro en casa y durante sus paseos.
2. Muchos juegos: El resolver complicados laberintos, abrir y entrar en cajas y un montón de pruebas similares para conseguir su premio desarrolla las capacidades cognitivas del perro, su coordinación física y el sentido del olfato.
3. Solución de problemas: Para llevar al máximo su inteligencia y divertirles tenemos un programa de juegos de dificultad progresiva que dará al cachorro la estimulación mental óptima.
4. Gestión del estrés: La capacidad para resistir al estrés y responder a su aparición de la mejor manera posible depende mucho de la formación en la primera etapa de vida.
Haremos ejercicios y juegos que prepararán a nuestro perro para superar con tranquilidad y seguridad la mayoría de situaciones estresantes que pueda encontrar de adulto.
5. Manipulación y guiado: Un perro que se deja manejar y guiar aprenderá más rápido, será mejor analizado durante las exploraciones veterinarias y tendrá más facilidad para trabajar en equipo con su propietario. Enseñarle a disfrutar del manejo es sencillo y potencia la buena relación del cachorro con nosotros.
6. Juegos de avanza y resuelve: Con la seguridad como premisa prepararemos suelos inestables, piscinas de pelotas, pasarelas y otras divertidas formas de potenciar que el cachorro mejore la seguridad en sí mismo, su sentido del equilibrio y propiocepción.
7. Enseñanza de la llamada: La llamada es la más importante acción que solicitaremos al perro adulto para su manejo, por eso debemos darle una especial importancia y enseñarla desde cachorro.
8. Enseñanza de acciones de adiestramiento: Además de la llamada enseñaremos al perro a sentarse, tumbarse…
9. Juegos sociales: Juegos de varios cachorros con una serie de normas que les enseñen lo que es correcto y lo que no al relacionarse con otros perros ¡si lo haces mal dejas de jugar!
10. Paseos grupales: Una de las mejores formas de conseguir que un grupo de cachorros se lo pase bien y aprenda a comportarse es dando paseos con ellos por lugares seguros e interesantes.
11. Rutas formativas: Todo lo anterior se organiza de manera que cada poco tiempo el cachorro y el propietario pasarán de una actividad a otra, lo que hace mucho más ameno e interesante el entrenamiento para el cachorro (¡y para el propietario!). Huye de las repeticiones interminables de las mismas cuatro o cinco acciones.
¿Cuándo se dan los cursos?
Anunciamos todas las convocatorias de los cursos en nuestra página de Facebook y en nuestra página web.
¿Quién puede apuntarse?
Todos los propietarios de cachorros de entre 10 semanas y 6 meses de edad y por lo menos con la primera ronda de vacunas puesta (imprescindible). Si se sobrepasan de esta edad, pregúntanos por nuestras clases para perritos adolescentes.